Libertad Lingüística

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Mentiras nacionalistas para justificar la desobediencia a los tribunales

E-mail Imprimir PDF
Francisco Caja En Convivencia Cívica Catalana llevamos muchos años analizando el sistema educativo catalán y el nivel de dominio de los alumnos catalanes de la lengua española.  Por ello, asistimos sorprendidos a la falta de rigor, seriedad y honestidad en las últimas declaraciones del gobierno catalán sobre el nivel de castellano en Cataluña.

Ante ello Convivencia Cívica Catalana quiere transmitir a la opinión pública que:

1)      El gobierno catalán debe cumplir las sentencias sobre la inmersión a que está obligado por la Justicia sin buscar excusas de ningún tipo sobre el nivel de castellano.

2)      Es falso que en Cataluña el nivel de castellano sea igual que en el resto de España. En la última evaluación oficial efectuada en todas las comunidades autónomas en que se utilizó la misma prueba y por tanto comparable en términos homogéneos de dificultad, los alumnos catalanes obtuvieron unos resultados sustancialmente peores que en el resto de España. Las deficiencias de los alumnos catalanes fueron especialmente relevantes en los ámbitos de ortografía, morfosintaxis y literatura, con puntuaciones muy inferiores a las del resto de alumnos españoles.

3)      El gobierno catalán está transmitiendo a la opinión pública puntuaciones de castellano totalmente falsas ya que en realidad corresponden a puntuaciones de comprensión lectora de catalán y no de castellano.

 

4)      El gobierno catalán está difundiendo puntuaciones de castellano completamente ficticias de evaluaciones y pruebas que nunca han evaluado el nivel de castellano en Cataluña.

 

5)      Convivencia Cívica Catalana exige al gobierno catalán rigor, seriedad y honestidad en el uso de las estadísticas educativas.

 

6)      Desde Convivencia Cívica Catalana nos reafirmamos en la denuncia del pésimo nivel de lengua española de los alumnos en Cataluña, consecuencia directa de un sistema educativo que relega a la lengua oficial del Estado al mismo número de horas que las dedicadas a la enseñanza de una lengua extranjera.

 

Convivencia Cívica Catalana

En Barcelona, a 8 de septiembre de 2011